30 oct. 2011

CAPITULO 3- PERSEGUIDA

No podía respirar, esa velocidad era inhumana.
La respiración se me entrecortaba, parecía que mi corazón planeaba salirse de mi cuerpo.
Pero a su vez, estaba cómoda en su espalda, esa espalda fuerte, musculosa, agradable, aunque tenia miedo, sabia que no podía caerme, él me tenia bastante apretaba.

Al fin llegamos, exactamente no se adonde llegamos pero no era un sitio al que deseara ir, era lúgubre, sucio y muy oscuro para mi gusto, y mira que yo no soy de gustos refinados, ni nada pija que conste, pero podría a verlo arreglado un poco, por lo menos para vivir, si es que vivía allí claro.

Me bajo, al primer momento no podía andar, ni mantenerme el pie, pero claro como en las típicas novelas que me encantan el estaba allí sujetándome, era como las novelas que tenia en casa, pero me encantaba.

-¿ya estas bien?¿puedes mantenerte ya en pie sin ayuda?- dios, su cara estaba llena de preocupación... pero es imposible si no me conoce de nada, solo desde hace como no se 2 horas?
-eh si si gracias, ya puedo mantenerme yo sola-

me miro, creo que mas o menos me creyó asique entro en la casa.

                                                                        ***


no me lo puedo creer en serio parece una casa de terror... no pensé que fuera a ser así...
me da  muchisimo miedo, sin pensarlo me agarré de su brazo, lo hice son pensar sin darme cuenta... cuando me di cuenta me quité super rápido.
- agarrate si te sientes mas segura, no me molesta- me miró con cariño, nadie me había mirado así en siglos.
-¿seguro, no te molesto?, lo siento es que... me da mucho miedo esta casa,es terrorífica, se que es aquí donde vives pero...- me dio un escalofrío que me recorrió toda la espina dorsal
-ven,vamos a mi habitación que es la una sala que no esta ¨tan´terrorifica- tal cual dijo esto me cogió de la mano y me llevo escaleras arriba, ahí que decir que la casa es si es bonita, es como un antiguo castillo, con las escaleras de caracol, aunque esta llena de polvo, todo hay que decirlo.


llegamos a la habitación era la ultima de un gran corredor,menos mal que no estaba llena de armaduras ni de cuadros de viejos ni nada eso,  sino si que de da un infarto.
 -llegamos, ¿que opinas?-

_ wow-mi cara podía decirlo todo-es... muy bonita, no me esperaba que tubieras una habitación así meas dejado impresionada- la verdad es que es verdad era expectacular, una habitación grande llena de cosas magificas, cosas antiguas.
-sientate en donde quieras voy a traer algo de comer-abrio la puerta y cuando iba a cerara la ùerta la brio de nuevo- a por cierto, tira la verbena,aqui no te hara falta, soy inofensivo en mi territorio- dicho esto cerro la puerta y se fue.

¿la verbena? pero si yo no tengo nada de eso... a espera ¿se referira a la bolsita con la hierva que me dio la anciana?, espero que sea eso sino no tengo nada mas. la tirare no me cuesta nada busue pero no abia papeleras ...


                                                                                                                                   Catt

No hay comentarios:

Publicar un comentario